Un niño perdió dos dedos de su mano tras explotarle un cohete que encontró en la calle, en Nanchital

Un niño de Nanchital perdió parcialmente dos de sus dedos en una de sus manos luego de haberse quemado con un cohete que recogió en la calle y aún tenía carga explosiva.

Xóchitl Mortera Hernández, presidenta de la Fundación Te Queremos Ayudar para Niños Quemados, detalló que “Bray” junto con un amigo se encontraron un cohetón conocido como “paloma” que ya había sido encendido, lo prendieron y le explotó, sufriendo heridas tan graves que se le tuvo que amputar dos de los dedos.

“Ven una paloma tirada, no estaba totalmente destruida, la recogen, el niño la enciende y explotan, el niño tuvo amputación parcial de dos dedos. Ese niño ya va a quedar marcado, porque qué paso con su manita, está sufriendo en el hospital”, comentó.

Agregó que en las últimas semanas han atendido tres casos de niños quemados, dos por cohetes de 7 y 8 años, el otro se trata de una menor de 2 años que tuvo un accidente con líquidos hirvientes.

Mencionó que los niños son atendidos en el Hospital Regional de Coatzacoalcos y reconoció el trabajo de los médicos de cirugía plástica, así como pediatras y enfermeras que les brindan el servicio médico.

Mortera Hernández, hizo un nuevo llamado a los padres de familia a prevenir accidentes de este tipo con la quema de cohetes tirados en las calles y que aún tienen pólvora.

“Todo lo que se queda tirado, chispitas, cohetones, cohetitos, todo lo que queda tirado hay algún niño que puede llegar y encenderlo aún tienen carga explosiva y el daño es tremendo”, comentó.

La activista, lamentó que luego de una semana de las fiestas de fin de año, las familias no se hagan cargo de recoger la basura generada por cohetes.

#Presencianoticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Visit Us On TwitterVisit Us On Facebook